Text Size

Buscador

Cuba: Damas en jaque

 

Dim lights Embed Embed this video on your site

Asalariada de Washington no tiene buena cara hoy.

Asalariada de Washington no tiene buena cara hoy.

Unos 300 cubanos, sobre todo vecinos de Centro Habana y jóvenes de la Universidad de La Habana, y llevando la decencia por estandarte,  se concentran justo ahora frente a la vivienda de Laura Pollán, en la calle Neptuno entre Hospital y Aramburu, donde las llamadas Damas de Blanco pretendían cumplir disciplinadamente con la agenda que les orientaran la pasada semana desde Washington.

Conmemorar el aniversario de la muerte de Zapata, era el supuesto motivo; el real, justificar su paga de asalariadas de la SINA y seguir viviendo de aquel que ayudaron a desbarrancarse hasta la muerte.

Para comprobar el cumplimiento del plan de trabajo, están aquí los funcionarios de la Oficina de Intereses de Estados Unidos, y así poder rendirle cuentas claras a la Secretaria de Estado Hillary Clinton.

La gente de pueblo que se concentra conoce que esas señoras a quienes ahora se les hinchan las venas del cuello, también ayudaron a vestir de ropajes políticos a un recluso que solo clamaba porque le pusieran teléfono y televisor en la celda.

Ahora, son ellas las que aspiran a aparecer en televisión y de vez en cuando se empujan para quedar en los videos que los corresponsales extranjeros toman.  Esas damas están en el tablero de ajedrez equivocado, tienen la partida perdida desde el primer movimiento ante su oponente: un pueblo cubano que es sabio y sabe lo que hace.

Yohandry Fontana

Desde la calle Neptuno, en La Habana.